Navigation Menu+

Amor dormido

Posted on Nov 29, 2015 by in Conferencias Online, Conferencias-2015

Ha llegado la hora; de que en este mundo no haya solo mentores, quienes se avocan a enseñar a preparar a instruir, sino que en este tiempo de falta de conocimiento de Dios, se necesitan salvadores. Personas que hablen la palabra de Dios, personas que no se avergüencen de predicar el Evangelio, de llevar a otros a la salvación de su almas, a través de rendir sus vidas al Salvador del mundo, a nuestro Señor Jesucristo.

En esta conferencia nuestro Director Fernando Sosa Ficachi, nos anima a todos los que conocemos del amor de Dios y que tenemos la seguridad de la vida eterna en Jesús, que conformemos un gran grupo que comparta con todas las personas que nos rodeen, la gran bendición que tenemos de la Salvación, de vivir en comunión con Dios, recuperando nuestras posesiones, todas las bendiciones que Dios nos da y que el enemigo vino a robar.

Mas en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones. . .  Y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al monte de Esaú; y el reino será de Jehová. (Abdias 1:17-21)

El mismo señor Jesucristo nos da ejemplo, que por donde Él caminaba llevaba a la gente, dicha, felicidad, amor, ya que los enfermos eran sanados, aliviados de todo dolor, angustia, etc. En Él esta la mayor muestra de compasión por el prójimo, enseñándonos que es eso lo que debemos tener, “compasión” para llevar a otros a los pies de Cristo, sino seremos un puñado de egoístas viviendo con un amor dormido por el pecador.

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; . . . Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. (Mateo 9:35-36)

No permitas que nadie te menosprecie o te avergüence, con argumentos de desánimo o de señalamiento por tu vida pasada, ya que si has entregado tu vida a Jesús, debes siempre recordar que; Él perdona la maldad, Él olvida nuestros pecados, No tiene para siempre su enojo, Él se deleita en misericordia, Sepultará nuestras iniquidades, Echará en el mar nuestros pecados. No creas a las voces que te digan que aún no es el tiempo y que debes esperar para hablar de Jesús, sino date cuenta que los campos están listos.

¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. (Juan 4:35)

DESPERTA Y PRESENTA AL DIOS QUE LA GENTE NO CONOCE. DESPIERTA TU AMOR POR TU PROJIMO

 

151129-Amor-dormido