Navigation Menu+

¡Confirma lo que has hecho para nosotros!

Posted on Ene 24, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Esta mañana fue diferente a otras. Nuestros coaches Elisa y Toño Fonseca nos dieron una palabra que a partir de hoy ha cambiado el sentido de nuestras vidas.

“Tú Dios ha ordenado tu fuerza; Confirma, oh Dios, lo que has hecho para nosotros.”
Salmos 68:28

Iniciamos la reunión pidiéndole a Dios que manifieste su poder en nosotros y que “confirme” lo que nos tiene dispuesto. Recordemos que la palabra “confirmar” significa revalidar lo que Dios nos ha aprobado.

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores ; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.”
Is. 53:4

“Señor te pedimos que manifiestes hoy tu poder; que nuestra tristeza se convierta en gozo.” Sabemos que todo lo que Dios ha puesto en su palabra es perfecto y eso nos basta para creerle. Hoy decidimos pararnos en una fe agrandada y en autoridad.

“¿Te puedes levantar como David? “…abre tu boca y confirma tu sanidad, pues el mismo Jesús fue quien llevó tus pecados a la cruz, llevó tus dolores y también tus enfermedades. Declara que esa paz venga a ti y ten la seguridad que no tienes que vivir en la enfermedad, en la angustia y la aflicción. Decide también activar tu fe, ve con los ojos de la fe y déjate guiar pues el Señor lo va a hacer en tu vida. Y si te preguntas : “¿Cómo es que yo puedo tener esa seguridad?” Recuerda que Dios murió por ti y está a la diestra del padre y le ha confirmado que ya llevó nuestros pecados en la cruz.

“Así que, por eso es mediador de un pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.
Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador.
Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. “
He.9:15-17

“Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.
Porque si la herencia es por ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa.”
Gálatas 3:17-18

Si creemos en Cristo, y sabemos que él no miente, hoy nos podemos levantar en fe y confirmar su palabra sobre nuestra alma, cuerpo, familia, y matrimonio previamente ratificado por Dios, porque él se comprometió a cumplir su palabra y hoy creemos que el Padre ha confirmado ese pacto con nosotros.

“Y estableceré mi pacto entre mi y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.
Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.
Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.”
Génesis 17: 7-9

El Señor dice :” Yo confirmaré mi pacto contigo, que es un pacto eterno.” Declaremos este pacto para nosotros:

“Yo y mi casa seremos bendecidos.Tú nos darás descendencia y siempre serás nuestro Dios…tu lo prometiste. ¡ Hazlo padre ! “. Recordemos que todos estos pactos nos pertenecen.

Sabemos que Isaac fue un hijo de promesa y ahora debemos entender que la promesa es también para nosotros somos hijos de promesa y nada nos puede derrumbar.

“Habita como forastero en nuestra tierra y estaré contigo, y te bendeciré; porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre.
Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente.”
Génesis 26:3-4

Padre sabemos que si te obedecemos nos vas a bendecir, y hoy nos estás dando la oportunidad de recibir tu bendición; es por eso que nos comprometemos a obedecerte y vivir una vida cristiana. Tú eres nuestra prioridad y deseamos obedecer tu palabra.

Dios nos quiere dar cosas grandes, darnos la tierra que nos pertenece.

“Confirma ¡oh Dios! que somos dignos de ti y que nuestra vida no sea nunca estéril.”

Dios está comprometido contigo a cumplir sus promesas, pues la misma sangre de Jesús nos quita toda dolencia al cumplir su pacto. Con su muerte se confirma este testamento. Dios lo confirma con sus hechos, ya que su última palabra fue: “consumado es”…ésta es su confirmación.

“Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
2 Samuel 7:12

El Señor nos dice que su misericordia no se apartará nunca de nosotros, no nos va a dejar y aunque no nos sintamos merecedores, y tengamos muchas fallas, Dios lo único que ve es nuestro corazón. Pidamos a Dios que nuestra casa y nuestra descendencia sea bendecida de acuerdo a su palabra y que siempre caminemos en su bendición…que confirme sus promesas sobre nuestras vidas, porque con su muerte en la cruz, todo queda confirmado.

“Las puertas de bendición se abrirán.”

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy.”
Dt. 8:11

“Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. “
Dt. 8:18

Dios desea que todo se te multiplique y se te aumente…viene la bendición como una avalancha pero nunca te olvides de donde te sacó, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres como en este día.

“Este pacto siempre te pertenecerá.”

160124-confirma