Navigation Menu+

Cruza tu Jordán

Posted on Feb 22, 2015 by in Conferencias-2015

Cuantas veces hemos escuchado o sabido que durante el devenir de los días, las personas se encuentran dando vueltas y vueltas, sin tener éxito para alcanzar sus metas u objetivos, llevándoles incluso a situaciones de gran depresión o frustración. Sin darse cuenta que frente a ellos se han levantado grandes montes de dificultades o mares de problemas o de enfermedades.

En esta conferencia Toño Fonseca nos enseña, que Dios nos llama a tomar y a poseer; todas las bendiciones que Él nos prometió y que están a nuestro alcance, tal y como les dijo a Israel a través de Moisés.

De este lado del Jordán, en tierra de Moab, resolvió Moisés declarar esta ley, diciendo: Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este monte. Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev, y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran río, el río Éufrates. Mirad, yo os he entregado la tierra; entrad y poseed la tierra que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y a su descendencia después de ellos. (Deuteronomio 1:5-8)

Sin embargo es muy bien sabido, que la causa principal por la que el pueblo de Israel paso años en tomar la tierra que Dios les dio, fue el temor que invadió a todo el pueblo en un gran desánimo y que en lugar de levantarse en fe a tomar su bendición, se dedicaron a murmurar en contra de su liderazgo y en contra de Dios.

¿A dónde subiremos? Nuestros hermanos han atemorizado nuestro corazón, diciendo: Este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo; y también vimos allí a los hijos de Anac. (Deuteronomio 1:28)

Sea cual sea tu dificultad o necesidad; es el tiempo para que te levantes y des pasos de fe, recordándote a ti mismo que has sido llamado a poseer la tierra, a poseer la bendición que Dios tiene preparada para ti. Así que sal hoy a derribar a tus gigantes, a ordenar que se vayan de tu camino a los montes que se te interponen, dejando atrás toda incredulidad, anímate a creerle a Dios dejando todos los pretextos, date cuenta de que eres parte de una generación de Fe, que va a otro nivel de la vida y que no pasará años y años dando vueltas sin rumbo, objetivo o visión. Sino confiada en que Dios peleara por nosotros.

Y que la incredulidad, la rebeldía o conformismo, no sean las causantes de que desperdicies la sanidad, la prosperidad, la bendición de Dios tiene preparada para ti, no permitas que tus hijos carguen con estas herencias negativas. Si tienes fe; Dios te va ha ser crecer rápidamente en una manera exuberante, extraordinaria, abundante.

Oye, Israel: tú vas hoy a pasar el Jordán, para entrar a desposeer a naciones más numerosas y más poderosas que tú, ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo; (Deuteronomio 9:1)

Esta promesa también es para ti, así que Santifícate delante de Dios, pidiéndole perdón a través de la sangre del Señor Jesús, levántate en fe y “CRUZA TU JORDAN”