Navigation Menu+

CURRAHEE

Posted on Jun 7, 2015 by in Conferencias Online, Conferencias-2015

Hoy nuestro Director Fernando Sosa empezó su conferencia preguntándonos:

¿ Quién nos separará del amor de Cristo? Tribulación o angustia,o persecución, o hambre, o desnudez,o peligro, o espada?
Como esta escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
Rom.8:35-39

¿Te encuentras ahora en tribulación, te sientes perseguido, te sientes solo o te encuentras en peligro?
Dale las gracias al Señor porque a pesar que estés en una situación difícil, no podrás temer.
Muchas personas no entienden al Espíritu de Dios que procede del Padre pero si tu tienes al Espíritu Santo, tienes el verdadero amor.

Antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero.
2 Cor.6: 4-6

Recuerda a Pablo que se encontró en grandes tormentas pero cuando mas mal le iba, mas decía que el se gloriaba y su corazón se ensanchaba. Sigue su ejemplo…( ahora ensanchaos también vosotros) posee tu a Dios de igual manera, y di: “¡ Eres todo mío Señor !”

Como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí que vivimos como castigados mas no muertos; como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.
2 Cor.6:10

Di, “Señor mío ayúdame también a ensancharme en medio de los conflictos y mi angustia. ”

Así que amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de la carne y de Espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.
2 Cor.7:1

Acércate y pregúntale : “¿Dios mío que es lo que me contamina?” ¿ Qué es lo que ha contaminado tu fe y tu esperanza?, ¿ En qué eres estrecho?, ¿Qué es lo que ha estrechado tu corazón? Pídele que limpie tu Espíritu y ten un espíritu agradecido,no quieras ser carnal, ¡ Decide seguir a Cristo…no vuelvas atrás !

 No lo digo para condenaros; pues ya he dicho antes que estáis en mi corazón para morir y vivir juntamente.
2 Cor. 7:3

¿ Te ha sucedido que has sido atacado?, ¿ Se te ha impedido aquel negocio?,¿Has llorado y has pedido el mal para ellos? Metete a la presencia de Dios, y dile que te hable. En tu angustia guarda tu fe y en medio de ella, glóriate. Decide hoy amar y que Dios te de la fuerza y ensanche tu corazón, limpie tu Espíritu y limpie tu carne. Decide en el amoroso Jesús. Necesitas decidir morir a todo lo que te impida estar cerca del Padre.
No permitas que nada ni nadie contamine tu espíritu.