Navigation Menu+

Dí la palabra

Posted on Jul 25, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Cuantas veces hemos escuchamos que hay personas que piensan que ellos mismos son obra de la casualidad, que su nacimiento no fue planeado o esperado y viven sumergidos en su propio rechazo sin saber o conocer que hay un propósito para sus vidas, anidando depresión y desesperación.

En la conferencia de hoy, Javier Fonseca nos enseña lo grande y maravilloso que es Dios, quién no miente y siempre honra su palabra, siendo su hijo Jesucristo la palabra viva y que nadie somos producto de la casualidad, sino que todos nosotros estamos aquí porque Dios mismo así lo quiso.

Amados hermanos míos, no erréis. Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. Santiago‬ 1:16-18‬

El conocer a fondo la palabra de Dios te hará caminar diferente, caminar en victoria seguro que fiel es el que te ha llamado, y que al depositar en Él tu fe serás grandemente bendecido, de tal manera que dicha bendición alcanzará a tus generaciones venideras, ya que por la gracia de Dios Él no se limita en amarte y mostrarte que sus promesas siempre las cumple.

Dile a Dios que te vea como si fueras un blanco al que se le apunta, para que su palabra el Logos viviente te traspase hasta lo más profundo de tu ser, que su hijo Jesús habite en ti con todo oportunidad de transformar tus imposibilidades en realidades de que te asombren, te maravillen de su poder y amor sin límite.

Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes ) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. Él creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años ), o la esterilidad de la matriz de Sara. Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,
Romanos‬ 4:16-20

Es el momento de que te preguntes si serás como Abraham quién es conocido como el padre de la fe o como María la madre de Jesús que dijo hágase conmigo conforme a tu palabra creyendo fielmente la palabra que el ángel le dio anunciándole que ella estaba esperando en su vientre a Jesús, o como los 4 hombres que llevaron a un paralitico para que Jesús lo sanará y que se atrevieron a bajarlo por el techo del lugar donde él se encontraba.

Es tiempo que digas la palabra que le pidas al Espíritu de Dios que quiebre toda mentira del diablo y establezca Su verdad en tu vida.

ROMPE CON TODO espíritu DE ENGAÑO Y DE ORFANDAD, EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESÚS

160724-Di-la-palabra