Navigation Menu+

Echa fuera a Ismael

Posted on Dic 21, 2014 by in Conferencias-2014

“Pero Jehová había dicho a Abraham: vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande,y te bendeciré y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.”
Gen 12: 1

Tony Fonseca nos recordó esta mañana que la palabra de Dios es viva, El lo ha hecho todo perfecto y lo ha iniciado todo en ti. Dios te llama para que le permitas ser tu Padre. Abraham creyó y tomó su promesa. Hoy tu puedes llegar a la tierra de Canaan que es tu tierra de promesa.

Dios te llama a un propósito grande, es tu Padre y tu eres el hijo, quiere engrandecerte y bendecirte. Y como tu Padre hará que las personas que se acerquen a ti sean benditas también.

Pregúntate ¿Qué has recibido que haya sido por tu propia fuerza?

Dios te dio dones y talentos. Te dio sabiduría e inteligencia. Ahora es tiempo de reconocer que todo lo que tienes proviene de El. Hoy es tiempo de clamar por su perdón y de reconocer que todas tus riquezas espirituales las has recibido del Padre. Pídele tomar el papel más importante de tu vida y agradécele cómo y donde te rescató.

Hoy Dios te quiere sacar de la situación en que te encuentras. Quiere y desea cumplir sus promesas en ti. Te está llamando como el Padre al hijo pródigo para cumplir sus promesas. Te sacará de las tinieblas para llevarte a la tierra dónde fluye leche y miel, que le sirvas libremente y no seas mas esclavo, descansa en el Padre para ser bendecido.

Puede ser que te hayas quedado a la mitad del camino pero Dios quiere llevarte a la tierra de tu bendición, así es que pide la guía del Espíritu Santo y dale las riendas de tu vida.  Hoy puedes clamarle ¡¡Abba Padre!!

“Bendeciré a los que me bendijeren,y a los que te maldijeren maldeciré; y serán en ti todas las familias de la tierra.”
Gen 12:3

Sea cual fuere el camino donde hoy te encuentras, ahí Dios te ha bendecido, y viene una bendición mayor. El Señor está por introducirte a su gran poder. Hay cosas que estas a punto de vivir que te dejarán atónito y maravillado. Hay un Canaan que te está esperando, ve hacia la tierra donde fluye leche y miel.  Dios te va llamar una y otra vez porque quiere que llegues a tu tierra de promesa. Cree que hay un destino mas grande para ti. Dios tiene cosas grandiosas y es persistente en llamarte.  La fe de Abraham revivió. Así hoy revive tu fe.

“Y apareció Jehová a Abram y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.”
Gen 12:7

Dios dará a tu descendencia esa tierra, te va a engrandecer y te va a bendecir. El será  tu escudo y tu galardón grande. No te dejes engañar por el diablo. Dios te está llamando y desea cumplir SU propósito en ti.

El Todopoderoso te dará lo que necesitas, no tu jefe, no tu amigo. No permitas que haya incredulidad en tu mente, no importa lo que tengas que esperar,  en ti se cumplirán perfectamente las promesas de Dios. Recuerda eres un hijo del Rey.

Dios quería darle a Abraham un Isaac pero Sara no creyó en la promesa.  No intentes como ella hacer las cosas bajo tus propios medios, pues tendrás un Ismael. Para que puedas engendrar un Isaac tendrás que esperar un tiempo perfecto. Las promesas de Dios no tienen caducidad. Espera porque viene tu Isaac.

“Y pondré mi pacto en ti y te multiplicare de gran manera”
Gen 17:2

Pide al Espíritu Santo que circuncide a Ismael en tu corazón y que quite toda carnalidad en tu vida. Que la carne no tome lugar. “Ser circuncidado es echar de ti la carnalidad.” Si no le pones fin a tu Ismael no recibirás las promesas. Con un Ismael en tu corazón nunca podrás agradar a Dios. No seas mas esclavo del pecado, echa fuera al Ismael de tu vida.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *