Navigation Menu+

El corazón me dice: ¡Busca Su rostro!

Posted on Jun 27, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Esta mañana Toño Fonseca nos ha dado una palabra poderosa. “Preparemos nuestros corazones y alegrémonos en la presenciase Dios.” ¿Has pensado cuánto quieres hoy de Dios? ¿Anhelas su presencia ?

“Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré ?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿ de quién he de atemorizarme?
Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.
Aunque un ejército acampe contra mi,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.”
Salmo 27:1-3

” Yo voy a levantar mi fe, y echaré fuera mi incredulidad; estaré confiado porque él es mi luz, mi salvación y fortaleza de mi vida.”

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su tiempo.”
Salmo 27:4

Anhelar todos los días su presencia traerá fuego a tu corazón. Que al levantarte todas las mañanas tu primer anhelo sea la presencia de Dios. Y aunque tengas problemas, busca su presencia para que Dios esté contigo todos los días de tu vida. De aquí vendrá que tengas la seguridad de su fortaleza en tu vida por y para siempre. Pide a Dios que nunca falte su presencia en tu casa, en tu matrimonio, en tu familia y en tu trabajo.
Este salmo nos muestra el deseo del corazón de David por la presencia de Dios. Así como David, anhela ser un buscador del señor. Ten solo un deseo…su presencia. Determina ser un adorador. Piensa que Jesús abrió el camino para que tú y yo anhelemos la presencia de Dios y seamos agradecidos.

¿Te has atrevido a clamar su presencia? Corre a él y búscalo. Sé cómo un David y que la presencia de Dios sea el combustible de tu vida. ¡ Hoy debes renovar tu mente !

“Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
Ten misericordia de mí y respóndeme.
Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
Tu rostro buscaré, oh Jehová;
Salmo 27:7-8

Pregúntate, ¿qué es lo que busca tu corazón? Has escuchado una voz dentro de ti que dice, “busca mi rostro? ” Busca su rostro, regresa a él. Algún día Dios te preguntará, “¿Qué hiciste con el Espíritu Santo que vive en ti? ” Es momento de humillarte delante de él y ver su rostro.
¿Qué dice tu corazón? ¿Qué acción tomarás? Sin él no puedes encontrar sentido la vida. El es tu luz y tú salvación. Busca a Dios y siempre te responderá.

“Y pondrás sobre la mesa el pan de la proposición delante de mi continuamente.
El pan de la proposición es el pan del rostro.”
Éxodo 25:30

¿Cómo está hoy tu hambre? ¿Qué cosas han tomado lugar para no buscar la presencia de Dios? El pan de lo debes buscar en la presencia de Dios. El pan simboliza su presencia.

“Aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en los campos de Moab, él y su mujer,y dos hijos suyos.”
Rut 1:1

La palabra de Dios nos dice que en esta tierra hubo hambre, pero este hombre fue a la tierra del pecado. Ellos saciaron su hambre en el pecado. ¡No descendamos a la tierra de Moab! Pidamos a Dios que nuestra casa sea un Belén espiritual, y anhelemos el “pan de su presencia.” No se trata de vivir de las migajas. Jesús no dijo “soy las migajas”, él dijo, “yo soy el pan de vida.”
Cuando no hay presencia de Dios, hay muerte. ¿ En algún momento de tu vida has visto tus preferencias carnales como un gigante? Que tu confianza esté puesta en Dios y aunque caigas, él estará ahí para levantarte.

“Entonces se levantó con sus nueras, y regresó de los campos de Moab.; porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan.”
Rut 1:6

Determina levantarte, y salir de los campos de Moab, de los campos del pecado para buscar el rostro de Dios. A Rut todo le fue restaurado, todo le fue restituido y de la descendencia de Rut salió una descendencia que amó la presencia de Dios. De esa descendencia nació Jesús.
Sabes que estás en un lugar de pecado, en medio de un pueblo idolatra, y aún así puedes buscar “el pan.”

“Respondió Rut; No me ruegues que te deje,y me aparté de ti; porque a donde quiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo era mi pueblo, y tú Dios mi Dios.”
Rut 1:16

“Señor por eso deseo decirte que nunca te dejaré, nunca me apartaré de ti. No me pidas que te deje. Amo tu presencia, se que si te busco tú vivirás en mi por toda la eternidad.”

¿Acaso serás como Rut? ¡ Como no tener hambre de Dios ! ¿A quién iremos si tú solo tienes palabras de vida eterna.

“En la alegría del rostro del rey está la vida,
Y su benevolencia es como una nube de lluvia tardía.”
Prov 16:15

Dios te va favorecer, está a punto de descender en tu vida y hacer milagros inesperados en ti. Carecer de su presencia es carecer de todo. Hoy es momento de buscar el rostro del Padre. No dejes que las cosas vanas como las angustias y los temores tomen un lugar. Y cuando busques el rostro de Dios, será Dios mismo que se muestre en tu vida…Busca sus bendiciones.

“Buscad a Jehová y su poder;
Buscad su rostro continuamente.”
1a de Crónicas 16:11

“Señor te pedimos perdón porque nos has dado tantas cosas que ahora las disfrutamos más que tu presencia.”

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.”
Salmo 27:4

“Señor tú serás mi Dios y por siempre quiero vivir en tu presencia.”

160626-El-corazón-me-dice