Navigation Menu+

Espíritus inflamables

Posted on Sep 11, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Que hermosa reunión la del día de hoy, donde tuvimos una visitación del Espíritu Santo llenándonos con su fuego, donde vimos que Dios desea que nuestra relación con Él sea cada día más plena, llena de su gloria, presencia, bendiciéndonos en todas las áreas de nuestra vida. En esta conferencia nuestro Director Fernando Sosa F., nos enseñó que debemos tener presente en todo momento que nuestra naturaleza, nuestra carne, impiden que podamos gozar de la gloria de Dios y que es necesario levantar a Dios un holocausto sacrificial de nuestra carnalidad.

8 Habló aún Jehová a Moisés, diciendo: 9 Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido sobre el altar toda la noche, hasta la mañana; el fuego del altar arderá en él. 10 Y el sacerdote se pondrá su vestidura de lino, y vestirá calzoncillos de lino sobre su cuerpo; y cuando el fuego hubiere consumido el holocausto, apartará él las cenizas de sobre el altar, y las pondrá junto al altar. 11 Después se quitará sus vestiduras y se pondrá otras ropas, y sacará las cenizas fuera del campamento a un lugar limpio. 12 Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. 13 El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará (Levítico 6:8-13)

Así como Dios le ordenó a Moisés, que se tuviese encendido en todo momento el fuego del altar, y que hiciese holocausto para que se consumiera en él todo el sacrificio (carne) ofrecido a Dios, incluyendo las grosuras del mismo, ahora es necesario que todos nosotros veamos la necesidad de pedirle a Dios que a través de su Espíritu Santo con su fuego, sean quemadas de nuestra vida todas las grosuras que impiden relacionarnos plenamente con Él, talos como ira, contienda, resentimientos, odio, vicios, toda carnalidad, etc., todo aquello que por consecuencia nos trae muerte.

19 y las grosuras del buey y del carnero, la cola, la grosura que cubre los intestinos, los riñones, y la grosura del hígado; 20 y pusieron las grosuras sobre los pechos, y él las quemó sobre el altar. (Levítico 9:19-20)

Si quieres ver una gloria mayor en tu vida, entonces que Dios queme en ti todo lo que tenga que quemar, El fuego simboliza la presencia divina dentro de nosotros, Dios nos ha creado como un combustible espiritual que debe ser avivado todos los días

21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. (Romanos 7:21-23)

DECÍDETE A LEVANTARME DICIÉNDOLE A DIOS “QUEMA MIS GROSURAS, QUIERO ENTRAR AL NUEVO RÉGIMEN DEL ESPÍRITU SANTO”.

160911-espíritus-inflamables