Navigation Menu+

¡No más huérfano!

Posted on Oct 11, 2015 by in Conferencias Online, Conferencias-2015

¿Sabías que eres hijo de Dios y tienes todas sus promesas y su herencia?

En Gálatas 4:28 Dios nos dice:

“Así que, hermanos,  nosotros, como Isaac somos hijos de la promesa.”

Si Él té ha hecho una promesa te la va a cumplir. Lo que te ha dicho a través de la Palabra te lo va a cumplir.

El Señor cumplió su palabra e hizo con Sara exactamente lo que había prometido. Ella quedó embarazada y dio a luz un hijo a Abraham en su vejez. Esto ocurrió justo en el tiempo que Dios dijo que pasaría. Y Abraham le puso por nombre a su hijo, Isaac.
Génesis 21:1-3

El nacimiento de Isaac no fue según la carne sino de la promesa que Dios le dio a su padres. Nosotros también somos hijos nacidos de la promesa y lo que Dios ha dicho sobre nosotros se va a cumplir.

¡Somos hijos! “Tenemos un Padre que no ha muerto, un Padre que es eterno y yo soy su hijo”

Y Abraham dio todo cuanto tenía a Isaac. Génesis 25:5 RVR1960

Abraham dio todo cuanto tenía a su hijo Isaac. Así también a ti, como hijo, Dios te da todo. Hoy entendimos que somos hijos de Dios y el Espíritu de orfandad se fue de nuestra vida. Porque El lo dijo y nostros lo creemos.

Isaac no adquirió nada por sus propios esfuerzos. Tú tampoco. Vive como Isaac y recibe la prosperidad que viene de tu Padre. Recibe la salvación de Dios.

¡Isaac se caracteriza por heredar! Tú tienes la promesa de Dios porque eres hijo/hija. Isaac y tú, como hijos, recibieron las promesas de Dios (Génesis 26:3 y 4).

Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa. Gálatas 3:29 RVR 1960

Aquí la palabra nos dice que eres un heredero, un hijo de Dios y que tienes herencia!! Vive como hijo de Dios. No tienes que caminar en derrota, en tristeza, tienes que pararte en tu herencia de hijo y tomar la victoria.

¡Iglesia Es tiempo de levantarnos como hijos! La gran verdad está en Gálatas 4:4-6 el Espíritu  de su Hijo nos permite decir ¡Abba Padre!

Por el sacrificio de Jesús pudiste ser adoptado como hijo. La redención que viene por el sacrificio de Jesús nos hizo hijos. Hoy puedes decirle a satanás que eres hijo de Dios y hasta aquí llegó en tu vida porque como hijo y heredero tienes el Espíritu de Jesús en tí.

(Porque la redención de su vida es de gran precio,
Y no se logrará jamás) Salmo 49:8

Tu vida es tan valiosa que valió la vida de Jesús por la tuya y por eso hoy puedes clamar ¡Abba Padre!.

Vive como heredero. ¡Cuando dices Abba Padre no estás siendo un hombre o mujer como los demás, estas siendo un hijo y una hija de Dios!

Escucha esta conferencia y pídele al Espíritu Santo que selle esta palabra en tu corazón.

151011-¡No-más-huérfano!