Navigation Menu+

¡Santifícate, Ahora!

Posted on May 11, 2015 by in Conferencias-2015

Esta reunión fue gloriosa, el Espíritu Santo habló a su pueblo, nos llamó no sólo a obedecer su palabra, avivar nuestros corazones, orar sin cesar, sino también a santificarnos delante de Él.

A través de nuestro coach Antonio Fonseca nos invitó a tomar la decisión de seguirle, de ser diferentes, de tener una mentalidad de reino y ser tan prósperos como nunca nadie lo ha sido; a servir al Señor y santificar su casa; nos exhortó a seguir el ejemplo del rey Ezequías.

Ezequías tenía 25 años cuando comenzó a reinar Israel, no hubo otro rey como él, 29 años duró su administración y una de las primeras acciones de su gobierno fue abrir las puertas del templo, repararlas y restablecer el servicio a Dios.

Él amaba al Todopoderoso, pero como no existía lugar alguno dónde pudiese reunirse a adorarle y aprender Sus mandamientos, tomó la decisión de buscar Su presencia porque sabía que si Dios lo había puesto por rey de su pueblo necesitaba santificar Su casa y no apartar su rostro del tabernáculo.

Por ello, se determinó a pactar con el Señor, servirle, ser su ministro y sacar la inmundicia de su hogar, de su vida y del templo. Ezequías entendía que servir al Altísimo es el honor más grande que alguien pueda tener. En nuestras manos y frente a nosotros tenemos la oportunidad de generar un cambio y escribir una historia de milagros y prodigios sobre nuestras vidas, sobre nuestra generación y sobre nuestro país. ¡Es momento de volver a adorar al Señor!

Dios nos llamó desde antes de la fundación del mundo, nos escogió para dejar honda huella en el lugar donde nos paremos. Esta es nuestra oportunidad para consagrarnos, de decidir vivir para Jesús únicamente, de consagrar a nuestros hijos, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestros estudios, nuestras actividades, negocios, ministerio, nuestras metas y aspiraciones, a desear vivir con base en sus principios porque valoramos ser como Él.

Deja de coquetear con el mundo y toma la decisión más importante de tu vida: rendirte ante el Todopoderoso y ser diferente en todos tus caminos.