Navigation Menu+

Si eres tú Jesús, manda que yo vaya

Posted on Ene 17, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Con tantos medios de comunicación, es fácil observar eventos de diferente índole que se presentan en todo el mundo, destacando aquellos donde el temor a Dios por parte de la humanidad está ausente y es cuando debemos cuestionarnos ¿por qué hay gente que no predica de Jesús ó que no comparte a otros la esperanza de vida?, ¿será que estamos viviendo ensimismados en una burbuja de indiferencia o falta de amor por el prójimo?.

En esta conferencia Toño Fonseca nos invita a salir de nuestra comodidad caminando por donde Dios quiere que vayamos, aún y cuando sea por donde nunca hayamos transitado, quitándonos el miedo de hablar a otros sobre el amor de Jesús, de que ÉL es quién hace milagros y maravillas, quién trae vida, salvación y es la respuesta a este mundo que tanto lo necesita.

Recordándonos que no estamos solos, que Jesús está atento a nuestras circunstancias esperando que lo invitemos a subir a la barca, para que la tempestad sea calmada por Su Presencia. Presencia que debemos buscar todos los días de nuestra vida, a través de tener un tiempo de intimidad con Él.

En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar;  y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron; porque todos le veían, y se turbaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban. Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.

Marcos 6:45 -52

Jesús se encuentra cerca de ti, para salvarte, aliviarte, sanarte, rescatarte, redimirte, recuerda que no estás solo, que en Jesús caminarás sobre el mar de tu adversidad, de tus problemas, de tus necesidades. Sabiendo que nada ni nadie puede señalarte como indigno de recibir todas las bendiciones, ya que Jesús mismo intercede por ti.

¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Romanos 8:34

Tienes que buscar la presencia de Dios y dejar de vivir en temor, en el temor que te hace ver fantasmas en lugar de ver a tu señor Jesús que viene en tu ayuda y rescate. Medita en ti mismo, sino tienes un corazón endurecido que te impide recibir tu milagro y si lo más importante en tu vida es ÉL, para que lo dejes penetrar desde lo más profundo de ti a todo tu ser.

Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.

Mateo 14:28-29

Dios les está diciendo a los que tienen Fe, que caminen por donde Él dice, aún y cuando sea por donde nadie ha caminado, aún y cuando el viento sea contrario, es el momento de saltar de la barca, dejando de confiar en conocimientos, capacidades, dones, talentos, etc. Sino declarando palabras de Fe en Jesús y así no hundirse en una tormenta de angustia o de aflicción, sino para vivir en la paz que sobre pasa todo entendimiento. Dejando de ser indiferente a la necesidad de este mundo y compartir del amor de Jesús a otros.

Te invito a que busques a tu Señor y le digas:

SEÑOR; SI ERES TU EL QUE ME ESTA LLAMANDO, MANDA A QUE YO VAYA E IRE CON FE A ENFRENTAR MIS TEMORES VIENDOTE SOLO A TI

160117 Si eres tú Jesús, manda que yo vaya