Navigation Menu+

Soy un despojador

Posted on Nov 9, 2014 by in Conferencias-2014

A lo largo de nuestra vida espiritual hemos puesto en práctica un arma poderosísima: la oración; con la que podemos arrebatar las bendiciones que Dios tiene para nosotros. Pero pocas veces hemos hecho lo mismo con una verdad poderosísima: que somos despojadores del reino de las tinieblas, capaces de robarle al enemigo todo lo que nos ha quitado.

Para enseñarnos lo anterior, nuestro coach Antonio Fonseca citó varios versículos bíblicos que refuerzan esta enseñanza, entre ellos:

Lucas 11:21-23 “cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee.

Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama”

El hombre fuerte representa a Satanás, quien durante años, meses, días o quizás horas ha tenido el dominio y control de nuestras vidas porque hemos abierto puertas espirituales que le han permitido establecerse (incluso señorearse) sobre nosotros.

Pero el hombre más fuerte es el Espíritu Santo, representa la autoridad que Jesús nos dio a través de su sacrificio en la cruz para hacer guerra espiritual, desechar aquello que nos estorba y que ha empoderado al enemigo; así como despojarlo de todo lo que nos ha robado cómo:

  1. La salvación de nuestras familias
  2. Un aumento salarial
  3. Un mejor empleo
  4. Una buena salud
  5. Vivir en armonía con nuestras familias

Tu y yo fuimos llamados a ser despojadores del reino de las tinieblas, tenemos que ir a la casa del “hombre fuerte”, pero acompañados y vestidos de uno más fuerte, el Espíritu Santo, quien da esfuerzo al despojador sobre el fuerte y hace que el despojador venga sobre la fortaleza (Amós 5:9).

El día para recibir las fuerzas del Espíritu Santo y derribar las fortalezas que el enemigo ha levantado en nuestra contra es hoy.

Si el diablo no te ha restituido lo que te ha robado, ¿por qué no se lo robas, por qué no se lo quitas?

  1. Véncelo
  2. Quítale sus armas
  3. Y reparte el botín

Eres un hijo (a) de Dios y tienes la autoridad suficiente para arrebatarle al Diablo el poder y la autoridad que él piensa que tiene o ejerce sobre tu vida. Se acabaron los días “de paso” del enemigo sobre nosotros y sobre nuestra nación. ¡Por el dedo del Señor échalo fuera, despójalo de su ejército y en oración arrebátale el botín!

$200.00 Pesos
paypal
$500.00 Pesos
paypal
$1000.00 Pesos
paypal
Tú pones la cantidad
paypal

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *