Navigation Menu+

Vasijas vacías, no pocas.

Posted on Jul 14, 2013 by in Conferencias Online

Hoy el Espíritu Santo se derramó una vez más en nuestra reunión en Aviva México, el clamor por un avivamiento, por la llenura y presencia del Espíritu de Dios inundó con su frescura, con su fuego y con su unción la sed y hambre por El.

Dios llenó vacijas vacías con un nuevo vino, transformando, cambiando moldes, rompiendo yugos, trayendo libertad al oprimido.

En Efesios 5:18 la palabra nos dice que “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu”. Se trata de una satisfacción que no puede ser satisfecha. Cada día necesitamos mas de Ti Espíritu Santo. El nos da una porción nueva de vino y aceite, pero siempre exigirá más, querra darnos más, mostrandonos lo oculto. “Cosas que ojo no vio ni oido oyo son las cosas que Dios ha preparado para ti.

Todos conocemos la historia de “El aceite de la viuda” 2 de Reyes 4.

2 Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite. Eliseo le pide a la mujer que se encierre con sus hijos: 3 Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas. 4 Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte.

El E.S. está derramando de su nuevo aceite y vino, y pueda saciar tu sed la de tus hijos y las de tus generaciones. Está unción es la que hace que todo funcione en tu vida. ¡Llénate!

 

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *