Navigation Menu+

Vence con estilo ó pierde con honor

Posted on May 5, 2013 by in Conferencias Online

Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. 2ª Reyes 5:1-23

En esta historia vemos algo similar a lo que pasa con el pecado en nuestras vidas, si continúan leyendo verán como la obediencia sanó a este hombre y Dios lo limpió.

Esta mañana nuestro amado pastor el Aviva Boss Fernando Sosa, nos enseñó cómo es que a veces el hacer cosas que están fuera de nuestra razón o de nuestra cotidianeidad, nos hace que dudemos en si ese es el camino para llegar a la bendición a la que Dios desea llevarnos.

En nuestra carnalidad, esperamos que Dios actúe de la forma en cómo según nuestra “lógica” debería actuar. Pero no, Dios actúa de formas que muchas veces no entendemos, y así como sucedió con Naamán, vienen cambios repentinos a nuestras vidas y debemos aceptarlo sin temer cuando viene de parte de Dios, porque sabemos que todo lo que de él proviene siempre será para bendecir o edificar nuestras vidas.

Si algo quiere Dios, es sanarte y limpiarte de tu pecado. Tenemos que obedecer a Dios y obedecer la palabra de fe.

A Naamán, para poder ser limpiado, se le dio la instrucción de que fuera al río Jordán y ahí se lavara 7 veces.

Cuantas veces sea necesario, así como Naamán, insiste una y otra vez con Dios, hasta que veas ese milagro que tanto anhelas sobre tu vida. Dios responderá, porque él quiere hacerlo.

Tenemos que estar preparados para los cambios, porque cuando tú obedeces a Dios, él te bendice.

Pronto veremos los milagros de Dios, veremos destruido todo aquello que había impedido que tu familia sea salva y todo aquello que estaba cerrado se abrirá y avivamiento a esta nación ¡vendrá!

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *