Navigation Menu+

Venid y adoremos

Posted on Ene 3, 2017 by in Avisos Generales, Eventos de avivamiento

Te compartimos algunos aspectos de lo que fue el día más increíble del año.

1 DIA CON EL ESPIRITU SANTO

 
 
Porque mejor es un día en Su presencia que mil años fuera de ella, el miércoles 28 de diciembre miles de personas acudimos al llamado del Espíritu Santo, nos reunimos en Su auditorio en “Un día con el Espíritu Santo” #1dcES y a una voz clamamos porque Su presencia descendiera y posase sobre nosotros.

Bajo el lema “Venid y adoremos”, olvidamos lo que está atrás, tomamos la decisión de extendernos a lo que está adelante y fijando nuestra mirada únicamente en Él, aceptamos el reto de ir a más en nuestra comunión con su Santo Espíritu, de hacer de nuestras vidas y de nuestros hogares un altar de alabanza y adoración para Él, de cuidar el arca de Su presencia.

Mediante la oración dirigida por nuestros directores Antonio Fonseca y Elisa Sosa, de la conferencia impartida por nuestro director Fernando Sosa, así como de la alabanza y adoración guiada por cuatro grupos musicales, el llamado del Todopoderoso fue claro: la presencia de Dios no es un juego, lo es TODO. Es la mejor arma para hacer que las cosas en nuestras vidas, familias y en nuestra nación cambien. ¡Es la clave para que en México haya un Avivamiento!

Como Obed-Edom le pedimos ser marcados tanto nosotros como nuestras generaciones por Él, que nos enseñase a amar Su presencia, a cuidarla y a llevarla a dondequiera que vayamos.

¡Que todo gire alrededor de Tu presencia Señor, enséñanos a amar al Espíritu Santo con el mismo amor que Jesús lo hace! Fue nuestra oración, porque la vida en el Espíritu es una vida de valientes en la que quienes lo deseamos buscamos estar con Él, impregnarnos de Él, vivir con Él, experimentar Sus manifestaciones siempre.

En un acto profético y creyendo que nuestro 2017 está bajo el gobierno de Dios y que todos los días Él cuidará de nosotros ¡marcamos nuestro año! Anotamos nuestras peticiones en el “Muro de la Fe” y soltamos globos al cielo confiando que toda palabra declarada no regresará a nosotros vacía, sino que tendrá su cumplimiento en el tiempo de Dios.

Año 2017: mil veces más en el Espíritu (Det. 1:11) fue la promesa que el Altísimo dio a esta generación de adoradores que se reunieron a buscarlo. Este día de fiesta, júbilo, gozo, alabanza, adoración y alegría, culminó con fuegos artificiales y con la ministración a todos y cada uno de los ahí reunidos.

El Espíritu Santo encontró vientres donde posar, donde dar a luz un Avivamiento y sabemos que a partir de este momento cosas aun mayores veremos. ¡El Avivamiento en México ya comenzó, las ventanas de los cielos sobre nuestro país ya están abiertas!