Navigation Menu+

Y el sol se detuvo

Posted on Abr 11, 2016 by in Conferencias Online, Conferencias-2016

Esta mañana nuestro Director Fernando Sosa nos ha dado una palabra impresionante, que es un arma que fortalecerá nuestra fe a partir de ahora.

“Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:
Sol detente en Gabaón;
Y tu, luna, en el valle de Ajalón.
Y el sol se detuvo y la luna se paró,
Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos.”
Josué 10:12

Si Dios está por ti, ¿quién contra ti? Pide a Dios ser un hombre o una mujer valiente. Que toda adversidad sea quitada y que el Señor entregue en tus manos a tus enemigos. Así que a partir de ahora está a punto de sucederte un milagro inesperado.Debes saber que la naturaleza opera a tu favor y si eres un hombre o una mujer de fe, todos tus problemas se paran porque Dios está a tu lado. Si tienes una enfermedad, desaparece en el nombre de Jesús. Dios te mira.

¿Que te impide creer en las maravillas de Dios? ¿Tú sabes que Dios es un Dios de Milagros? Hoy Dios te dice, cree en mi palabra y los cielos se abrirán a tu favor.

“Y Josué les dijo: No temáis , ni os atemoricéis; sed fuertes y valientes, porque así hará Jehová a todos vuestros enemigos contra los cuales peleáis.”
Josué 10:26

Los varones nunca pensaron que Dios iba a obrar en su favor. Dios escuchó a Josué, y atendió la voz del hombre. Sin duda Dios también está contigo; espera milagros inesperados. No temas, sé valiente y cree. Deja de ser cobarde, pídele ser un guerrero. Si crees en Él, te vuelves un hombre o una mujer de fe y entonces la paz vendrá a tu casa y la enfermedad se irá, porque su palabra permanece para siempre y si crees en ella serás prosperado.

” Así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. “
Isaías 55:11

Que toda palabra que salga de tu boca cause milagros inesperados. Conviértete en un hombre o una mujer de fe. Salta tus muros como lo declaró David en el Salmo 18. Lanza tu palabra y declara. Se amo de tus circunstancias en el nombre de Jesús. Declara palabra en tus finanzas y salta los muros de la depresión y amargura. Dios está peleando a tu favor y aunque no lo entiendas verás llegar esos milagros inesperados. Si Dios escuchó a Josué, ¿porque no va atender tu palabra? Él va interceder a tu favor para que le des la gloria y la honra. Dios quiere atenderte.
Él busca a un hombre o a una mujer de fe para hacer milagros poderosos.

“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho..”
Juan 15:7

Hoy Dios puede hacer contigo cosas nuevas, vienen los días en donde Él te dice: “no te dejaré ni te desampararé.” Si tu padre o tu madre te ha dejado, Dios no te desamparará.
¡ Lanza la palabra! Y cuando lo hagas creé y Dios te responderá.

Recuerda estos principios:

1. Toma tu lugar y honra la palabra.
2. Honra a Dios sirviendo y Él se va manifestar en ti. Hónralo al creer en Él, y atrévete a hacer proezas en Él y para Él. Recuerda: Ninguna palabra de Dios puede fallarte porque Él no miente ya que Él mismo respalda su palabra.

” De cierto, de cierto os digo : El que en mí cree, las obras que yo a hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. “
Juan 14:12

Ten una mente dominante y creadora. Y sé como Abraham que a pesar de su edad no se debilitó en la fe, al contrario se fortaleció en ella dándole gloria a Dios. ¿ Qué le sucedió a Abraham? Obtuvo una juventud renovada. ¿Qué le sucedió a Sara? Su juventud y belleza fueron renovadas. ¿ Estás convencido ? Viene para ti renovación y restauración…hoy Dios apoya tu fe.

“Con Dios ninguna palabra esta desprovista de poder pues Dios y su palabra son una misma cosa.”

“Porque yo he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que de hablar.”
Juan 12: 49

Cuando ores suelta la palabra delante de ti, medita tus palabras de día y de noche. Que estén llenas de fe y recuerda que “Todo es posible para el que cree.” Ten por seguro que ninguna palabra de Dios te va a fallar. Levanta tu escudo de la fe y cree en Él.

¿Habrá un hombre o una mujer de fe en ti?

160410-Y el sol se detuvo