Navigation Menu+

Yo soy el botín de Jesús

Posted on Oct 5, 2014 by in Conferencias Online

Los amalecitas son un tipo de carnalidad en nuestras vidas, y ellos pueden saquear todos nuestros bienes y las bendiciones que Dios nos ha dado. Esta fue la terrible situación que vivieron David con sus 600 valientes, cuando vinieron a Siclag y puedes leer sobre ella en 1 Samuel 30. Al llegar, se encontraron con su ciudad saqueada y sus seres queridos desaparecidos. Los amalecitas habían destruido todo, pero se habían llevado gran botin, de esa ciudad, y a todos los que habitaban en ella. Entonces hubo gran lloro entre los valientes, hasta que se cansaron de tanta tristeza. Pero, como el Pastor Toño Fonseca, nos comentó, David se fortaleció en Dios.

En este pasaje podemos ver que Dios ya nos ha dado la orden de ir y recuperar todo lo que el diablo nos ha robado por tanto tiempo. Podemos encontrarnos en una situación como la de David, en la que ya no tenemos consuelo, hemos perdido todo, o estamos angustiados por problemas que han venido a rodearnos. Quizá también, tenemos seres perdidos que aún no han creído en el Señor Jesús y están perdidos, pero es tiempo de ir por ellos y recuperar todo lo que satanás nos ha robado. La instrucción del Espíritu Santo, en esta mañana fue: ¡Ve tras ellos, porque seguro los alcanzarás!

El rey David es un reflejo de lo que el Señor Jesucristo vino a ser para nosotros: Nuestro Salvador. Fue en el Calvario, en donde Jesús dirigió la batalla más importante de toda la historia de la humanidad. Y así como David fue detrás de los amalecitas por sus seres queridos, el Señor vino a pelear por nuestra salvación, por que nos amó. Fue Él quien vino a este mundo para rescatar todo lo que se había perdido.

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados.
Col 2:3.

El Señor Jesús vino en esta mañana a Aviva México, para librar a todos, a chicos y grandes, de la cautividad de los amalecitas, de la cautividad el pecado. En esta conferencia, Jesús vino a rescatarnos y aún, los que no conocían de Cristo, pudieron rendir sus corazónes a Él, aceptando el perdón y la justificación mediante su sangre preciosa. El Pastor Toño Fonseca oró por liberación y el Espíritu Santo se movió en todo el lugar, con señales, prodigios y repartimientos de su Espíritu. El Espíritu Santo trajo una convicción de pecado y renovó la mente y dio corazónes nuevos a los que se lo pedían. ¡Así como el Rey David, pudo recuperar a sus seres queridos y un gran botín, que repartió a todos sus valientes, nosotros nos convertimos en el botín de Jesús!

$200.00 Pesos
paypal
$500.00 Pesos
paypal
$1000.00 Pesos
paypal
Tú pones la cantidad
paypal

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *